William Hill muestra su receta para salir de su particular crisis

william-hill

Hace unos días la casa de apuestas William Hill manifestaba que este 2018 había sido un año difícil para la compañía sobre todo en el Reino Unido, donde las regulaciones y normativas a cargo del gobierno habían complicado las cosas a ésta y otras empresas del sector del juego.

Ahora desde William Hill revelan su plan para apaciguar este golpe y no es otro que el cierre de hasta 900 locales de apuestas en Reino Unido para invertir y seguir creciendo de forma presencial en los Estados Unidos y en todos los aspectos de la parte online.

Para William Hill se trata de un nuevo escenario al que adaptarse teniendo en cuenta que Reino Unido era la casa de esta compañía y su principal mercado. Ahora se pretende dar un enfoque más internacional a la casa de apuestas que no dependa tanto de lo que sucede en las islas británicas.

El anuncio de estas medidas podría tratarse de una forma de presionar al gobierno o de hacerle replantearse las consecuencias que traerán las nuevas normas que limitarán las cantidades a jugar en los terminales de apuestas. Los puestos de trabajo derivados de esos 900 locales se verían en peligro, y el ajuste de plantilla por parte de William Hill sería inevitable.

No obstante lo que se perderá en Reino Unido supondrá una oportunidad para el mercado en los Estados Unidos. William Hill ha conseguido 3 de las últimas 7 nuevas licencias para trabajar en Las Vegas, convirtiéndose en la casa de apuestas con más presencia en la ciudad icónica del juego en el mundo.

Veremos si definitivamente William Hill aplica estas medidas y cuál es el futuro reciente de la compañía con esta nueva orientación del negocio.