William Hill estima una caída en las ganancias

william-hill

El año 2018 no habrá sido un buen año para la casa de apuestas británica William Hill. Desde la empresa estiman que los ingresos caerán un 15% respecto al año anterior y a la hora de buscar motivos, se señala directamente a la estricta regulación del mercado en el Reino Unido.

Si bien es cierto que en los Estados Unidos William Hill ha crecido notablemente, en el territorio británico las cosas no han pintado tan prósperas sobre todo para la sección online, que se ha visto más afectada por estas regulaciones.

En cualquier caso las regulaciones parece que no han hecho más que empezar en el Reino Unido, y es que una de las medidas que se han aprobado en el parlamento y que se aplicará a partir de octubre de 2019 será la limitación en las terminales de apuestas a un máximo de 2 libras a partir de las 100 libras perdidas.

William Hill no se va a quedar de brazos cruzados y ya está trabajando para buscar formas alternativas de juego que ofrecer a sus clientes. También se plantea una reorganización y redistribución de su patrimonio para obtener mayor rentabilidad y así poder hacer frente a estas trabas que llegan desde la administración.
Por lo visto William Hill se está preparando para posicionarse más alto en EEUU donde tiene prácticamente cerrada la compra de Mr. Green.

Las regulaciones en el mundo del juego suelen afectar negativamente a las casas de apuestas, un negocio marcado por la alta fiscalidad a la que está sometido. Históricamente el Reino Unido ha sido un territorio de corte liberal que permitía ejercer la actividad del juego sin apenas intromisión, en contraposición con la mayoría de estados europeos más acostumbrados a la alta fiscalidad, pero en estos últimos años se ha producido un giro hacia la intervención cuyas consecuencias pagan los operadores.