William Hill es sancionada en Reino Unido

william-hill

La casa de apuestas británica William Hill ha sido multada el pasado mes de febrero por no justificar la procedencia de importantes cantidades de capital.

La UK Gambling Comission (UKGC) ha considerado imponer una penalización a William Hill de 6.2 millones de libras esterlinas. El motivo no es otro que sobrepasar una de las líneas por las que no hay margen para los organismos reguladores, que es todo lo que concierne al lavado de dinero.

Las supuestas irregularidades se habrían producido entre noviembre de 2014 y agosto de 2016, y han sido descubiertas mediante una investigación del organismo encargado de regular la actividad del juego en el Reino Unido.

Concretamente los sucesos se refieren al ingreso en la sala William Hill por parte de 10 clientes, de cantidades muy elevadas de dinero supuestamente derivadas de actividades delictivas. Los movimientos y apuestas de estos jugadores supusieron unas ganancias de 1.2 millones de libras para William Hill. La culpa que se achaca a la sala es el no haber disparado los dispositivos de seguridad y anti blanqueo de capitales, algo que debería haber saltado ante un caso tan evidente.

Como medida preventiva, William Hill deberá contar además con auditoría externa que se dedique a evaluar la eficacia de su sistema anti lavado de capitales y responsabilidades sociales. Sin duda supone un duro golpe para la compañía.

Neil McArthur, director ejecutivo de  UKGC, insiste en que el único camino para un sector del juego justo, legal y que proteja a los consumidores, es estar al día y alerta ante las situaciones que violen los principios y normativas del juego. La multa a William Hill es un reflejo de la seriedad que el organismo regulador sostiene en este aspecto, y sirve de recordatorio a todas las empresas del sector, de las exigencias asociadas y que se presuponen al gozar de una licencia para operar.