Timor y Serantes acuden a un acto promocional de Goldenpark

goldenpark

Los jugadores del CD Leganés, David Timor y Jon Ander Serantes, estuvieron presentes en un acto publicitario de la casa de apuestas Goldenpark en Barcelona. Esta casa aprovechó la cita liguera del conjunto pepinero en la ciudad condal en la que se enfrentaba al F.C.Barcelona para celebrar un acto que sirvió para dar a conocer un poco más a Goldenpark.

Esta casa de apuestas mantiene un contrato de patrocinio con el Leganés y de ahí que estos 2 futbolistas se acercaran hasta uno de los locales que Goldenpark dispone en la capital catalana, la Gokdenpark Travessera.

Durante el acto se mostraron confiados al apostar en favor de su equipo y a pesar del desequilibrio entre las plantillas de Barcelona y Leganés.

La apuesta concreta que realizaron fue la del marcador 1-2 favorable a los visitantes, lo que se pagaba a cuota 51. Una cuota así ya nos demuestra la escasa probabilidad de que sucediera.

No obstante en sus declaraciones insistieron en el potencial del conjunto barcelonista y en lo difícil que resulta a cualquier equipo asaltar el Nou Camp, pero también que el compromiso y el esfuerzo tan contagioso que inunda el vestuario del Leganés, les hacía pensar sólo en la victoria. Aun así, la humildad y la prudencia son valores que ambos futbolistas sacaron a la luz, al reconocer que el único objetivo es la permanencia para que el Leganés pueda jugar al menos otro año más en la máxima categoría española.

Lo más curioso de todo es que de hecho casi ganan su apuesta, puesto que el Leganés jugó uno de sus mejores partidos en la temporada, poniendo contra las cuerdas al Barcelona. Con empate a 1 en el marcador y ya en los compases finales del partido, el Leganés disfrutó de alguna ocasión para anotar el segundo, pero como suele suceder cuando se enfrentan grande contra pequeño, al final la inercia le dio al Barcelona el gol de la victoria por medio de un penalti cometido sobre Neymar que anotó Leo Messi.

A pesar de la derrota, el conjunto pepinero pudo salir del coliseo blaugrana con la mirada firme y la frente bien alta al haber cuajado un encuentro sobresaliente.