Sportium en el VI Expo congreso del juego andaluz

sportium

Este pasado 20 de septiembre se ha celebrado en la malagueña localidad de Torremolinos , el VI Expo congreso andaluz del juego, en el que Sportium ha gozado de un destacado protagonismo.

Parte de ese papel principal se debe a la presencia del exfutbolista Alfonso Pérez, quien vistió las camisetas de Betis, Barcelona y Real Madrid en España, y la del Olympique de Marsella en la liga francesa. A nivel internacional, Alfonso disputó varios encuentros defendiendo la elástica española en el mundial de Francia 1998 y las Eurocopas de los años 1996 y 2000.

En el evento, Alfonso pudo fotografiarse con los aficionados, además de atender a la prensa y probar de primera mano la última versión de Fantasy Sportium.

En esta edición, Sportium ha vuelto a estar presente en el congreso andaluz del juego como ya hiciera en anteriores ocasiones. La casa de apuestas que no para de crecer en nuestro país, aprovechó también para mostrar en una pantalla gigante el nuevo y espectacular sport publicitario que Sportium comenzará a emitir próximamente.

En el evento, tanto Sportium como el resto de operadores del juego, pudieron contrastar ideas y tratar asuntos de interés común. Y es que desde el sector se mira hacia el futuro con optimismo, sobre todo considerando los 1.420 millones de euros que se facturaron en la comunidad andaluza en 2016 sólo en el juego privado.

Si bien la crisis económica tuvo una importante repercusión negativa en el juego y sobre todo en Andalucía donde la situación de crisis se acentuó, ahora las cifras hablan de mejoría en todos los aspectos y esa prosperidad se traslada al sector del juego.

Un tema en el que coincidieron todos los representantes de los distintos operadores de juego, es la alta fiscalidad a la que están sometidos tanto en Andalucía como en el resto de comunidades autónomas españolas. Una bajada fiscal es una reclamación que desde la regulación del juego se está solicitando por usuarios y operadores, pero que difícilmente tendrá aceptación política.