La policía de coslada contra la presencia de menores en locales de apuestas

sportium

La policía local de Coslada ha puesto en marcha un operativo para ayudar a los jóvenes en el lado más difícil de las apuestas deportivas. El motivo es que algunos jóvenes, se adentran en el mundo de las apuestas sin ni siquiera ser mayores de edad y sin ningún conocimiento sobre lo que están haciendo.

Este municipio madrileño cuenta con un servicio conocido como Policía Tutor, que ayuda y asesora a chicos jóvenes en problemas menores como el acercamiento a las drogas blandas u otros delitos habituales que están en la calle y afectan a los muchachos poniendo en riesgo su futuro.

En el caso de las apuestas, los jóvenes con tendencia impulsiva y sin ninguna formación en la acción de apostar, tienen un riesgo potencial de acabar jugando grandes cantidades de dinero.

Este cuerpo de policía ha pasado por cada uno de los 15 locales dedicados a las apuestas deportivas para vigilar que cumplan con las normativas vigentes y por supuesto para detectar la posible presencia de menores de edad haciendo uso de sus máquinas.

En las visitas de la policía a estos locales, sólo se tuvo constancia de la presencia de un menor, aunque sí se presenciaron irregularidades en otros aspectos como el consumo de tabaco en el interior de uno de los locales.

Una de las tretas empleadas por los jóvenes que quieren apostar es que uno de los amigos, el mayor del grupo, recibe el dinero del resto y materializa las apuestas. Esto hace que de cara al local y a la ley, sea un individuo mayor de edad quien juega a pesar de que sea el menor quien arriesga su dinero. Este tipo de actos son muy difíciles de detectar por parte tanto de la policía como de los empleados de estos negocios.

En las casas de apuestas de internet es mucho más difícil que se den estos casos puesto que las casas exigen a la hora de cobrar la verificación de documentos como el DNI, sin el que no se pueden retirar los importes ganados en las jugadas.