Hacienda exige mayor control sobre las apuestas

bet365

Parece que Hacienda no quiere arriesgar con las apuestas deportivas y ha exigido un control más exhaustivo sobre esta actividad. Desde el organismo recaudatorio consideran un fraude las apuestas ilegales y lamentan cómo perjudican a las arcas públicas.

El mensaje que se ha difundido advierte a los posibles infractores de las sanciones tan contundentes que pueden sufrir si se demuestra por ejemplo que un partido se haya amañado, así como el recordar a todos los agentes implicados en un evento deportivo que sobre ellos pesa la prohibición de apostar.

La entidad que media entre el gobierno y las federaciones deportivas es la ya conocida Dirección General de Ordenación del Juego, que desde su creación no ha cesado en tratar de disuadir todo comportamiento fraudulento relacionado con las apuestas deportivas.

Las penalizaciones que pueden sufrir los jugadores que participen en esta trampa van desde los 3.000 hasta los 30.000€, mientras que si un equipo actúa de manera conjunta podría perder puntos en la tabla, ser descendido de categoría o padecer un cierre temporal de su estadio.

Por su parte la Liga también trabaja tratando de disuadir a los futbolistas de formar parte de estos fraudes. Se han dado charlas informativas sobre el tema en los vestuarios de los distintos equipos y se ha repartido la guías de las buenas prácticas.

Los cuerpos de seguridad también van a contribuir en esta batalla, operando de manera conjunta para proteger a los profesionales ante las organizaciones de tipo mafioso que puedan presionarles con el fin de ejercer esta actividad ilegal.