Elecciones en Francia. Segunda vuelta

betfair

Los franceses ya han votado este pasado Domingo en las elecciones primarias y tal y como se esperaba, los candidatos que han pasado a la segunda ronda han sido Emmanuel Macron y Marine Le Pen.

La única duda que había era si el candidato de centro derecha Fillon, se colaría para esta última votación produciéndose algo similar a lo sucedido en otros países donde la opción más extremista gana en las encuestas pero a la hora de la verdad son los partidos tradicionales los que cosechan el mayor número de votos.

Las apuesta que la casa de apuestas Betfair sostiene para la presidencia francesa, ha variado notablemente.

Ahora la cuota por Macron ha bajado hasta 1.11 cuando antes del domingo estaba en 1.8-1.9. El motivo no es sólo que el centro reformista ha pasado a la segunda votación, sino que además lo ha hecho contra Le Pen. La candidata posicionada más a la derecha del espectro político francés, cuenta con una cuota de 6.5.

Fillon, tercero en resultados, solicitó a sus votantes que apoyaran a Macron al conocerse los resultados de la jornada dominical. Cierto es que el programa económico de uno y otro difieren bien poco, apostando ambos por reducción de impuestos, sostenibilidad de la deuda pública, mejoría de la situación de paro y reducción de puestos de empleo público.

En cualquier caso habrá que ver si los votantes de “Los Republicanos” hacen caso al líder de su partido, puesto que dentro del electorado cuentan con un amplio sector muy crítico con la situación que Francia está viviendo en relación a la islamización del país galo, lo que podría acercarlos al Frente Nacional.

Por su parte, Le Pen ha efectuado esta misma mañana una estrategia para tratar de buscar votos en la izquierda. Ahora se desmarca del Frente Nacional y se define como la representante de lo social ante el liberalismo de su oponente.

No olvidemos que su programa coincide en materia económica con el de la extrema izquierda de Francia Insumisa. El líder de este partido, Melenchon, a quien hemos visto compartiendo mítines con Pablo Iglesias, lejos de pedir a sus votantes que no permitan que gobierne la ultra derecha, ha preferido manifestar que no voten ni a uno ni a otro.

Los 2 partidos tan extremos, coinciden en reducir la edad de jubilación, aumentar las ayudas y subisidios sociales, alejar a Francia de tratados económicos, favorecer que las empresas se queden en suelo francés, perjudicar con más impuestos a los productos extranjeros y otras medidas de carácter intervencionista, estatista.